IU se queda sola en el pleno en la defensa de los intereses de los ciudadanos con respecto a AQUALIA

10/05/2017.- En el pasado pleno municipal de abril vivimos el penúltimo capitulo del paripé que el PSOE de Víctor Mora y compañía respecto a las sanciones contra Aqualia.

Ya dijimos en su día que los expedientes sancionadores incoados a Aqualia no respondían a una decisión política de resarcir a la ciudad de los distintos desmanes cometidos por Aqualia, permitidos por el equipo de gobierno PSOE- C's por acción u omisión, como se ha podido demostrar fehacientemente, sino que simplemente respondían a una intención, pactada o no, de lavado de imagen y pretender demostrar a los sanluqueños presuntamente estafados y engañados que el PSOE se emplea duramente contra Aqualia.

Estos recursos no son más que otro episodio de este paripé. Se presentan recursos no con la intención de cambiar una decisión administrativa, y de ahí la débil argumentación de los mismos, sino para dar oportunidad al PSOE de aparentar la dureza con la que se emplea contra la multinacional desestimándolos. Pero a la hora de la verdad, sigue con su actitud sumisa y permisiva. En este sentido hay que interpretar que el tratamiento antiolor de 100.000 euros lo paguemos los sanluqueños y no la multinacional y que se le permita devolver el millón de euros cobrado de más mediante obras futuras por determinar.

El único interés de IU es que este servicio esencial se vuelva a prestar desde lo público, para garantizar que sea más democrático, más barato y eficiente y, por ello, se debe aprovechar las sanciones interpuesta a Aqualia para rescatarlo a coste cero para el ayuntamiento debido a estos graves incumplimientos. Así se contempla en el propio pliego de condiciones. Este es un planteamiento realista dentro del marco legal actual una vez que han quedado demostradas todas y cada una de las denuncias de Izquierda Unida.

Pero este interés no nos impiden exigir las responsabilidades políticas del equipo de gobierno PSOE Y C's en todo este asunto por su connivencia activa o pasiva. Ninguna de las graves tropelías cometidas por Aqualia se hubieran podido perpetrar sin la colaboración necesaria por acción u omisión del PSOE- C's, desde el cambio tarifario que ha originado un desequilibrio económico en la concesión en favor de Aqualia y que los técnicos han cuantificado en otro millón de euros en favor de las arcas municipales, hasta la eliminación de todo control y seguimiento efectivo de la concesionaria para que Aqualia pudiese campar a sus anchas. El hecho de que la Comisión de Seguimiento de la Concesión tras su constitución en 2011, no se reuniera más hasta enero de 2014, cuando ya había estallado todo el escándalo, lo dice todo, reunión en la que ni siquiera se pudo aprobar el reglamento de funcionamiento de la misma comisión. Hecho que deslegitiman que los señores Víctor Mora, Inmaculada Muñoz y Rafael Louzao sigan siendo alcalde, delegada de hacienda y delegado de infraestructuras, respectivamente.

Al contrario que el resto de grupos municipales del PP, PSSP y C's que con su abstención parecen desentenderse de todo lo ocurrido y ocurre desde que se privatizó el servicio integral del agua, IU seguirá denunciando el paripé de las ridículas sanciones y de los recursos presentados por Aqualia, así como, la permisividad anteriormente citadas.