IU consigue el acuerdo plenario para construir vestuarios en la piscina municipal para personas con movilidad reducida

Ifigenia Bueno: “La aprobación de la moción pidiendo la construcción de vestuarios para personas con movilidad reducida en la piscina municipal, vinculará al Ayuntamiento y a la Concesionaria a realizar la obra dentro de la normativa vigente, que evite las barreras arquitectónicas a los usuarios afectados”.

6/06/2017.- En la sesión ordinaria del pleno del ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda del 30 de mayo de 2017 se aprobaba una moción de Izquierda Unida que pedía qué se realicen las obras necesarias para adecuar el itinerario peatonal desde el exterior al vaso de la piscina, habilitando espacios en la planta baja, próximos al mismo, como vestuarios para diferentes sexos con duchas y servicios, accesibles para discapacitados de movilidad reducida, todo ello con el obligado cumplimento de la norma vigente y que se revisen las medidas de seguridad que un centro de este tipo debe disponer, adaptándola a la normativa vigente respecto a las salidas de emergencia, ya que una puerta de salida del centro ha quedado inutilizada por la última remodelación.

En la exposición de motivos de esta moción, la concejala Ifigenia Bueno Bordell, hizo hincapié en la gran aceptación que tiene la piscina municipal entre los usuarios, tanto niños, jóvenes y mayores, y/o personas con movilidad reducida, ya que la actividad física en el medio acuático mejora la calidad de vida y mejora el bienestar físico a través del desarrollo de la funcionalidad motora y fisiológica y la mejora psíquica y social, sobre todos en las personas de más edad. Acuden personas de todas las edades y formas físicas, también personas con grave merma de su movilidad, que obtienen a través del agua beneficios para su salud y dentro de este medio lo consiguen, dejando atrás un estilo sedentario de vida que les puede provocar otros efectos secundarios, que con esta actividad se pueden reducir drásticamente. Además, estas personas, disfrutan más de la natación que el ejercicio en tierra, ya que son capaces de ejercer más tiempo en el agua sin poner tensión en sus músculos o articulaciones, por eso es crucial buscar las formas para superar obstáculos y barreras que les permitan poder disfrutar de esta actividad.

En el año 2011 y precisamente porque la demanda lo requería, tanto para niños, como para personas más mayores, y otras con movilidad reducida, se inauguró un nuevo vaso con menos profundidad, remodelándose el conjunto de la piscina y gimnasio. Fue una obra impulsada desde lo público en el marco de colaboración entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, que supuso una inversión conjunta al 50% de 5,7 millones, además de la inversión privada de la empresa concesionaria. En esta remodelación no se tuvieron en cuenta algunos requisitos, como son la eliminación de barreras arquitectónicas a personas con grandes impedimentos para moverse, algunas de ellas sufren amputaciones de piernas o utilizan andadores y es muy peligroso subir y bajar rampas demasiado largas, empinadas y resbaladizas con una sola pierna. Hay varios/as usuarios/as afectados/as y otras personas que no asisten por estas deficiencias, pero en concreto dos de ellos que estuvieron presentes en el Pleno y tomaron también la palabra, llevan recogidas cerca de 300 firmas de otros usuarios/as que ven día a día lo que sufren para poder llegar al vaso de la piscina.
Izquierda Unida llevó esta proposición al Pleno, porque considera que las personas con discapacidad reducida, deben de tener la misma igualdad de oportunidades que las que tienen mejor forma física, por lo que proponemos la construcción de dos vestuarios al menos, para hombre y mujer en la misma planta del vaso, con suficiente espacio para que quepa una camilla, que actualmente no existe, habiendo casos de niños/as que han tenido que dejar de asistir por la falta de este elemento porque en los existentes no cabe. Desde IU, consideramos que al ser una piscina pública, es requisito indispensable la eliminación de barreras arquitectónicas lo que obliga a que desde esta Administración se tenga en cuenta la normativa vigente en esta materia, como existe en otros lugares cercanos que existen establecimientos de esta misma concesionaria.

Ifigenia Bueno Bordell, quiso hacer llegar la felicitación de su grupo, al magnífico equipo de monitores/as, que enseñan a nadar y establecen técnicas adecuadas y ejercicios. Son grandes profesionales que tienen que luchar contra estos contratiempos y deficiencias de la piscina paliando y ayudando a estas personas para facilitarles en lo que puedan su acceso.

Lamentar el voto abstencionista del PSOE de Víctor Mora que no tuvo empatía alguna con estas personas. Resaltar el ejercicio de cinismo político del portavoz del equipo de gobierno, Sr. Oliveros, que mientras pedía que no se utilizara el término minusválido en referencia a las personas que tienen movilidad reducida, se abstiene ante la propuesta de IU de facilitar a estas mismas personas el acceso a la piscina de una manera más cómoda en función de sus circunstancias físicas.

También lamentamos que hasta la fecha no nos hayan respondido al escrito presentado por escrito hace más de 20 días solicitando el Pliego de Condiciones firmado con la Concesionaria, sin que hasta la fecha se nos haya entregado y a pesar que el Sr. Mora mintió en el Pleno diciendo que se nos había avisado para que lo viéramos.