El paro desciende en la ciudad en el sector con más precarizad laboral

08/06/2017.- El descenso del paro en Sanlúcar de un 4,22% respecto al mes de abril, representa un dato positivo, en cuanto que supone que 400 sanluqueños hayan abandonado las listas del paro.
Según los datos aportados por el SAE, el descenso del paro se ha producido fundamentalmente en el sector servicios, lo que representa la enorme dependencia que tiene la economía local del turismo y que sigue instalado en el mal endémico de la estacionalidad. Estacionalidad que no esta siendo abordada con la determinación necesaria por parte del Ayuntamiento a la hora de elaborar una oferta turística local basado en aquellos aspectos diferenciadores con respecto a otras poblaciones del entorno, como son la cultura, el patrimonio histórico artístico, así como, el medioambiental.

No obstante, la bajada del paro en la ciudad está por debajo de la bajada media de la provincia, lo que representa que ni siquiera en el sector turístico se esta siendo todo lo necesario para sacar a la ciudad del pozo económico y social en que se encuentra.

Por otra parte, que la generación de empleo sea fundamentalmente en el sector servicios, tampoco da buenas perspectivas de crecimiento de la economía local, ya que es bien conocido el alto grado de precariedad e inestabilidad laboral que sufre el sector, todo ello ante la complacencia de quienes deben velar por todo lo contrario.

Hace unos días hemos conocido que de los diez municipios con mayor tasa de población en riesgo de pobreza , nueve son andaluzas y, una vez más, Sanlúcar encabeza ese preocupante ranking con una tasa de algo más del 40%, es decir, de cada 10 sanluqueños, 4 se encuentra en riesgo de pobreza. Este es el resultado de la gestión de más de 30 años del PSOE en Andalucía y de mas de 12 años de gobierno en Sanlúcar.

Para IU, Sanlúcar necesita un acuerdo por el empleo entre todas las administraciones implicadas, que recoja las inversiones productivas y no en ocurrencias y gastos improductivos, como los más de dos millones que supuso el Centro de Congreso y Exposiciones que se utiliza para poco más para desayunos y meriendas clientelista y el descabellado proyecto de escalera mecánica en la Cuesta de Belén que un coste de 2,5 millones de euros.