La delegada de hacienda miente más que trabaja

Carmen Álvarez: “La capacidad de mentir de la delegada de hacienda solo es comparable con su poca o nula disposición para trabajar en pos del interés general.”

 

12/02/2019.- La delegada municipal de Hacienda, Inmaculada Muñoz, involucrada en el caso Escuelas de Verano, por el cual se le concedió ilegalmente a un funcionario de empleo del PSOE el contrato de las Escuelas de Verano, miente descaradamente cuando dice que la deuda municipal ha bajado en una década en 78 millones de euros, al pasar de 108 millones en 2007 a 30,8 millones en 2018.

Para la portavoz municipal y cand

idata a la alcaldía por IU, Carmen Álvarez, la capacidad de mentir o decir medias verdades de la delegada de hacienda, sobrepasa los límites de la decencia política. Efectivamente, la deuda total en 2007 era de 108 millones, 90 de Remanente Negativo de Tesorería (RNT) y 18 millones de deuda bancaria a largo plazo. En 2018, la deuda total del Ayuntamiento es de 95,8 millones de euros, es decir, 30,8 millones de euros de RNT y 65 de deuda bancaria a largo plazo.

La mentira o la media verdad de la delegada de hacienda, prosigue Álvarez, consiste en comparar la deuda total (RNT+ deuda bancaria) de 2007 con tan solo el RNT en 2018, obviando intencionadamente los 65 millones de la deuda bancaria en 2018.

“Si se compara adecuadamente, es decir, deuda total en 2007 (108) con deuda total en 2018 (95,8), la deuda ha bajado en una década en 12,2 millones de euros, pero esto no le conviene admitirlo a la delegada y de ahí que se limita a comparar de manera altera deuda total en 2007 con tan solo RNT en 2018.”

La gestión económica que tanto vanagloria a Inmaculada Muñoz, consiste en haber transformado RNT a deuda bancaria a largo plazo, deuda esta última que además hay que pagar los correspondientes millonarios intereses.

Todo ello a pesar de haber situado todos los impuestos y tasas municipales en sus máximo legales, salvo el IAE a las grandes empresas y con un IBI de los más altos de toda Andalucía, así como, haber dilapidado los 16,5 millones de euros de privatización del servicio integral del agua a favor de AQUALIA, reducido plantilla del Ayuntamiento y de las empresas municipales, recortar servicios municipales y haber renunciado a toda clase de inversiones y a un mantenimiento adecuado de las infraestructuras municipales, en una ciudad con la mayor tasa de desempleo y mayores índices de pobreza y de población en riesgo de exclusión social.

Hace apenas un año, la delegada en un arranque inusual de sinceridad, afirmó sin despeinarse en el pleno municipal que la situación económica del Ayuntamiento era catastrófica y ahora viene a decirnos sin sonrojarse que la situación económica del Consistorio está saneada gracias a su buena gestión. ¿Mintió antes o miente ahora o en ambas ocasiones? se pregunta Carmen Álvarez.

Por otra parte, continúa mintiendo cuando dice que no hay presupuestos porque los grupos de la oposición se niegan a aprobarlo. Olvida decir, que para aprobar o no unos presupuestos municipales, primero se tienen que presentar, algo que esta señora no ha hecho en 2017, 2018 ni tampoco lo hará en 2019 y se limita a gestionar el Ayuntamiento con los presupuestos prorrogados de 2016. La delegada de hacienda no tiene tiempo para consensuar con la oposición los presupuestos, pero si para mentir como siempre. El periodo 2015-2018 se va a cerrar con tan solo unos presupuestos municipales presentados, los del 2016.

La alcaldable de IU, Carmen Álvarez, concluye manifestando que IU ha presentado propuestas para los presupuestos 2016, 2017, 2018 y 2019 que han sido sistemáticamente desoídas, lo que demuestra que la delegada miente descaradamente.

 

18.

 

 

 


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta