La portavoz de IU Carmen Álvarez Marín lamenta que una vez más, “que el PP de Sanlúcar justifique su trabajo ante los sanluqueños y sanluqueñas con una burda imitación del detallado Pacto Por La Reconstrucción Económica y Social que propusimos al inicio de la pandemia y al que le PP fue el primero en decir que no para perjuicio de la ciudad. Ahora vienen de salvadores de la ciudad”

16/06/2020 – “Fue el primer partido en decir no”. Carmen Álvarez Marín, concejala y portavoz municipal de Izquierda Unida Sanlúcar desvela que fue el PP quien se negó en primer lugar a la propuesta de nuestra formación para poner en marcha un Pacto Por La Reconstrucción Económica y Social de Sanlúcar al inicio de la pandemia. “Ellos dijeron no a ese pacto y dijeron no al futuro de los sanluqueños y sanluqueñas. Es curioso y sintomático que sea ahora este partido el que venga a anunciar una idea que no es más que un calco de la nuestra pero con otro nombre inventado, aunque en su caso son solo un par de ideas cogidas con pinzas para decir que hacen algo por la ciudad. El nuestro era un documento elaborado y trufado de propuestas concretas”, apostilla la representante de IU que no sale de su sorpresa por la “desvergüenza” que muestra la derecha en nuestra ciudad: “un partido que lo que ha hecho en estos tres meses es tapar las vergüenzas que se han cometido desde la Junta de Andalucía y así quedaba demostrado en las Juntas de Portavoces que hemos mantenido. Nunca estaba de acuerdo en reivindicar nada a la administración andaluza. Esta crisis sanitaria, económica y social, a la administración andaluza le ha costado 0 euros y con las necesidades que tenemos en Sanlúcar, con una población con mucho desempleo y exclusión social no son de recibo estas actuaciones”.

Ana Mestre en Cádiz se ha cubierto de gloria, explica la portavoz sanluqueña y diputada provincial de IU. “Qué se puede esperar de un partido como el PP que ha hecho el ridículo con el Plan de Playas Seguras engañando a miles de familias andaluzas con estos puestos de trabajo que no eran tal y como ellos contaron, sobre todo en lo referente a condiciones, sueldos y proceso de selección. Ha sido una auténtica vergüenza. O su nefasta gestión de las residencias de mayores con un protocolo de actuación que ha puesto en peligro a residentes, trabajadores y trabajadoras”, explica la edil.

En educación y sanidad, la idea del PP ha sido la de privatizar y favorecer a empresas privadas. Constantes ataques a la educación pública, recortes a la Universidad, ha dejado sin comedores escolares a cientos de niños de escasos recursos económicos en plena pandemia, no ha hecho frente a la brecha digital que han sufrido muchos escolares en el Estado de alarma, ya por ultimo no le dejaban ni recoger los libros del colegio. En sanidad estamos en plena lucha contra el último intento privatizador de la Junta, cambiando la referencia de citas a hospitales de la empresa Pascual Pascual SA, una compañía que se lleva casi 400 millones de euros en cuatro años y que bien podrían ir destinados a contratar más personal en los hospitales públicos y obtener más y mejores medios para luchar contra enfermedades como el Covid-19.

Carmen Álvarez tiene claro que en las crisis hay que arrimar el hombro para ayudar a la gente con políticas sociales y el PP ha hecho todo lo contrario, lo ultimo ha sido la amenaza de suspender la Renta Mínima de Inserción a quienes son beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital puesto en marcha por el Gobierno de la nación cuando es perfectamente compatible. “El PP no está capacitado para gobernar ni para liderar ningún relanzamiento de la ciudad porque destroza todo lo conseguido con mucho esfuerzo. Es más, empieza a copiar propuestas ya debatidas a las que dijeron que no, cuando estamos ya en la última fase del Estado de alarma. E indudablemente, no está capacitado para hacer frente a ninguna crisis. Lo hemos visto en la Comunidad de Madrid con Ayuso y también lo vivimos en la crisis de 2008 cuando apoyó un rescate a la banca, reformando el articulo 135 de la Constitución permitiendo que se desahuciara a la gente, con un Gobierno que no puso en marcha ninguna medida social. Ese modelo de gestión, de calladas por respuesta para no molestar a otras administraciones y que no ha hecho nada en plena pandemia, en detrimento de nuestra gente que lo está pasando mal no es por tanto, lo que Sanlúcar quiere y necesita”, concluye Álvarez.