Izquierda Unida Sanlúcar lamenta que el equipo de Gobierno no defienda un sistema público de sanidad ante el desmantelamiento que está haciendo del mismo la Junta de PP y Ciudadanos. La formación insta al socio de Gobierno de Víctor Mora a explicar a la ciudad por qué no han querido un Pacto por la Reconstrucción Económica y Social del municipio

28/05/2020 – “Atónitos nos hemos quedado por las recientes declaraciones de Javier Porrúa en un medio de comunicación. Por varias razones además, así que vamos a aclararle unas cuantas cosas al socio de Gobierno de Víctor Mora”. Así expone Carmen Álvarez Marín, concejala y portavoz municipal de Izquierda Unida Sanlúcar su sorpresa por las inexactitudes y la falta de información de la que hace gala el primer Teniente de alcalde en una reciente entrevista, “puesto que con ellas, hace un flaco favor a nuestra ciudad”.

En primer lugar, no se puede decir que IU ha sido el primer partido en abandonar el consenso durante la pandemia cuando hemos sido los únicos en proponer un Pacto Por la Reconstrucción Económica y Social de Sanlúcar. Carmen Álvarez lanza una pregunta: “¿Qué ha pasado con ese pacto? Que desgraciadamente para los sanluqueños y sanluqueñas, ningún otro partido lo quería. Porrúa se negó. No hemos roto el consenso; hemos sido los únicos en proponer una herramienta eficaz para luchar contra esta crisis”. Además, para la portavoz de IU en el Ayuntamiento “es curioso que diga que nos hemos salido del acuerdo cuando luego nos da las gracias por colaborar con el equipo de Gobierno. Se ve que no tiene las ideas muy claras. Desde aquí, le instamos a explicar las razones por las cuales han rechazado el Pacto por la Reconstrucción Económica y Social que propusimos al principio de esta crisis. Los ciudadanos tienen derecho a saberlo”.

El señor Porrúa, a la sazón delegado municipal de Salud, entró luego a analizar la privatización encubierta que su partido está llevando a cabo junto con el PP en la Junta. Ante nuestra denuncia de este flagrante ataque a la sanidad de todos, se demuestra que el señor Porrúa no se ha leído nuestras notas donde se explica a la perfección qué ocurre. Dice que el hospital Virgen del Camino es público… pero lo gestiona la empresa Pascual SA. “Queremos aclararle también que una cosa es un acuerdo para que esta empresa acoja consultas y otra muy diferente que se altere sin previo aviso el sistema de concertación de citas cambiando hospitales de referencia. El señor Porrúa ignora que el principio de libre elección de especialista es sagrado y sus compañeros en la Junta han acabado con él”, afirma Carmen Álvarez.

Para concluir se enreda comentando que “no podemos tener un hospital privado mientras no haya dinero suficiente para crear uno público” (sic). Suponemos que se habrá confundido al no dominar bien el tema porque aquí tenemos un hospital privado-concertado pagado con dinero público. Álvarez le aclara que “está confundiendo ambos modelos de sanidad. Dinero hay; es tan fácil como usar los casi 400 millones que se le paga por el concierto a Pascual para construir un hospital público. Para ser médico, es curioso que el señor Porrúa no sepa distinguir entre sanidad pública y privada”.